Archive for the 'Carrocerías' Category

02
Feb
08

¡Sorpresa en las calles!

por Clarín 

Es enoooorme! ¡El chofer tiene dos pantallitas y lo ve todo! Los timbres también son diferentes, tienen una tecla más linda, como una pelotita roja”. Ezequiel (10) describe todo en voz alta. Está sentado en el primer asiento del micro junto a su papá Carlos, que es ciego. Y de esa forma comparte con él la experiencia de viajar en el primer colectivo articulado que circula por la Ciudad, un 132 que desde ayer presta servicio entre Flores y Retiro.

No fue un día más para Luis Pizarro (51), un hombre de Colegiales, divorciado y con dos hijos. Tras 18 años como chofer de Nuevos Rumbos S.A. con un legajo impecable, ayer lo felicitó el presidente de la empresa, Alberto Crespo. Es que a él lo eligieron entre 200 choferes para confiarle un vehículo que costó US$ 250.000, tiene 18 metros de largo (los normales tienen 10 o 12) y capacidad para 140 pasajeros, el doble que los comunes. Pizarro practicó sólo un día. Y ayer, a las 7.58, se puso tras el volante para el primer viaje oficial, partiendo desde la terminal de Varela al 1600.

Los pasajeros, que subían ensimismados, se quedaban paralizados con la moneda en alto cuando veían el espacioso interior repleto de asientos. “Está bárbaro. Es increíble ver un colectivo como éste acá”, atinó a decir Jonathan. “Anda muy suave -evaluó Antonela (5), de paseo con su abuela Nila-. Parece un tren”, observó señalando el fuelle que articula al vehículo.

Aunque los más sorprendidos fueron los peatones y los automovilistas, que se quedaban con la boca abierta o señalaban con el brazo al ver ese micro que no se terminaba más. Como dos ancianas, que se llevaron las manos a la cara casi con horror. O un hombre en Once, que siguió varios metros al colectivo para curiosearlo mejor.

“¿Cómo doblás?”, querían saber todos. “Dobla espectacular”, juraba Luis, haciendo parecer fácil una maniobra que, de afuera, se veía imposible. La prueba de fuego fue en Paraguay y San Martín, y la pasó. “Es igual que con un micro común -contó el chofer-. No necesitás abrirte más, porque al estar articulado, al doblar la parte trasera sigue a la delantera”.

Igual, en cada curva el micro parece partirse y la parte de atrás desaparece de la vista para todos los que van adelante. Menos para el chofer, que tiene dos monitores LCD sobre su cabeza. Uno muestra la parte posterior y en el otro se ve lo que hay detrás en el exterior del vehículo, algo muy útil para dar marcha atrás. Cuando los pasajeros tocan el timbre y se abren las puertas, otras cámaras muestran cómo bajan.

El colectivo jamás quedó cruzado en una bocacalle cortando el tránsito. “Tengo calculados los semáforos y si dudo si llego a pasar, espero”, dijo Pizarro, orgulloso, poco antes de terminar su jornada, casi a las 20.

Anuncios
25
Ene
08

Metalpar: Industria nacional en avance

por Gastón Doval
solobondis@gmail.com

La llegada de Metalpar en el año 98/99 con la compra de la vieja carrocera BUS, sin duda trajo un aire de esperanza a todos nosotros que nos ocupamos del transporte público. La empresa de capital chileno, se asentó en la planta de Loma Hermosa y a los pocos meses de haber llegado lanzó su primer modelo, el Fénix. El nombre del modelo era más que un nombre, era el significado de la resurrección de una de las carroceras más importantes del país. Al Fénix siempre se lo vendió bajo el nombre BUS Metalpar, cosa que después con los siguientes modelos desaparecería.

 

El Metalpar Fénix, en la línea 51. Foto: solaris22244

Metalpar innovó y creó las plataformas sobre los chasis OH1115L-SB, OH1521L-SB, OH1621L, y OH1721L-SB de los modelos Tango, Milonga y Tronador, sin embargo, más adelante se decidió la únificación de los nombres ya que se cambió la nomenclatura de los modelos de la carrocera para identificarlos con íconos de los paisajes del país. Así, estos tres modelos pasaron a ser llamados Metalpar Tronador.

El Metalpar Tronador sobre OH1315L-SB, circulando por el recorrido de la línea 132. Foto: Megabondi

El giro del mercado a los chasis chicos, como el OH1115L-SB y OH1315L-SB hizo que Metalpar disparara sus ventas. Su fuerte y agresiva política de ventas le valieron contratos enormes con las líneas más grandes de la capital, como la 132, por ejemplo y todas las líneas de la empresa DOTA, sin embargo, esta última forzó la opción de utilizar los chasis Agrale. La empresa de Puente La Noria, sin embargo, no esperó hasta la llegada de los primeros chasis Agrale, para comenzar a operar los Metalpar Tronador – en la actualidad, quedan pocos Tronadores en DOTA que no sean montados sobre Agrale. Son OH1115L-SB y OH1315L-SB.

Metalpar siguiendo con su política agresiva de ventas, comenzó a vender las unidades de piso bajo a las empresas chilenas del Transantiago. Hoy en día se puede ver a los Tronador O500M y OH1315L-SB dando vuelta por las calles de Santiago, como troncales o buses locales – complementándose con sus pares chilenas, las de piso común.

Tras un éxito casi inigualable del Tronador en 5 años de ventas, Metalpar saca al mercado a su nuevo modelo y sucesor del Tronador, el Iguazú.

 

El Metalpar Iguazú presentado en la ExpoTransporte 2007, en La Rural. Foto: Buses Rosarinos

El Iguazú, al igual que el Tronador se ofrecerá con los mismos chasis – estos serán los Mercedes Benz OH1315L-SB y el O500U/1725 y el Agrale MT12.0LE.

Sin embargo, el Iguazú cuenta con una diferencia de ofertas resepecto de su predecesor. El Metalpar Iguazú, se ofrecerá con una versión articulada del modelo. El chasis que equipa al Iguazú articulado (según rumores, todavía no se pueden confirmar ya que hay un solo modelo circulando en la Línea 132) es el O500UA/2836 (por sus siglas Urbano Articulado).

El ingreso del último chasis de Mercedes Benz marca un hito en la historia del Transporte público del país. Por primera vez, se producirán éste tipo de vehículos en la Argentina, con componentes enteramente argentinos.

 

El Metalpar Iguazú de la Línea 132, con chasis articulado. Foto: clctvs

Metalpar ha ayudado constantemente a la renovación del parque automotor de las líneas de colectivos, tanto ofreciendo sus productos con motores traseros o delanteros, ofreciendo un precio conveniente y hasta rebajado para ir ganando terreno. Metalpar, ha demostrado que el servicio post-venta sí importa y que es el factor más importante a la hora de mantener un cliente pero más que nada, la fiabilidad en los productos.

Ojalá, que con la llegada del O500UA, todas las empresas carroceras puedan ofrecer sus modelos articulados. ¡Bienvenido progreso!