23
Dic
07

El Transantiago del Ministro Cortázar y lo que viene para el 2008.

 Por Ricardo J. Delpiano

Sin dudas que el año 2007 estará marcado en Chile por una palabra: Transportes, aunque más que transportes, debiéramos decir Transantiago. Y si, porque esa palabra desde el 10 de febrero resume los cambios que transversalmente todos los santiaguinos  han debido soportar en su diario vivir, lamentablemente con nefastas consecuencias que todos conocemos y que tanto Gastón (el autor del blog) como quien escribe hemos querido entregar sobre este cambio del sistema de transportes urbano, y del cual se pueden sacar bastantes enseñanzas para su futura aplicación en otras ciudades similares.

El Gobierno del ex Presidente Ricardo Lagos (2000-2006), prometió un cambio drástico en el transporte urbano de la capital, el cual pasaría del viejo y tradicional sistema  a uno totalmente moderno, digno de cualquier ciudad de país desarrollado, y que traería una mejor calidad de vida para todos. Transantiago lo denominaron. Sin embargo producto del pésimo diseño, la falta de inversiones, la falta de coordinación general y de la instrumentalización política de las políticas públicas, resultó en un sistema peor al anterior y con consecuencias mucho mayores, incluso fuera de lo relacionado con los viajes en la ciudad, como la vida diaria, jornadas y productividad laboral, la política y Gobierno.

file_20072121216.jpg
Foto del día a día en un paradero. Los Santiaguinos se amontonan por largos tiempos esperando subir a un bus. En la gestión de Cortázar se logró reducir a 12 minutos promedio los tiempos de espera. Foto: Emol.

 Nueve meses atrás en una de las tantas turbulencias políticas que provocó la falla del Transantiago, asumió el Ministro René Cortázar en reemplazo de Sergio Espejo (bajo el cual se puso en marcha el Transantiago), con una tarea poco clara: normalizar el Transantiago para Diciembre 2007.  Una tarea exigente que el propio Ministro conocía y reconoce actualmente, ya que no sólo implica solucionar o mejorar el sistema de transportes, sino que también al interior del Gobierno y de la coalición oficialista, se ha transformado en la figura clave,  pues de su manejo y de las mejoras del Transantiago depende que el Gobierno mejore  en  parte su decaída popularidad e imagen. Recordemos que el factor Transantiago se convertió en la primera mitad de este año en uno de los detonantes de la fuerte caída en la aprobación del Gobierno de la Presidente Bachelet, aunque no la única causa. 

Considerando la ambigüedad de lo que significaba el término “normalización” del Transantiago,  intentaremos hacer un poco de análisis de lo que ha significado la gestión del Ministro Cortázar, haciendo énfasis en lo que ha transporte urbano se refiere,  evitando en la medida de lo posible el factor político, aunque en muchos casos va ligado debido a las implicancias del planeado sistema de transportes. 

Al asumir el mando de la cartera de Transportes, Cortázar  se encontró con un Transantiago caótico (bueno así ha sido desde que empezó), con una flota de 4.600 buses, los cuales circulaban  a una velocidad promedio de 19 Km/h, con tiempos de espera superiores a 30 minutos, sóo 3.000 nuevos paraderos acordes al sistema, sin las obras públicas necesarias (vías exclusivas para buses principalmente), una evasión del 50%, entre otros.  Inicialmente su tarea se enfocó primero en conseguir financiamiento para el sistema, el cual lo logró en el mes de mayo con la aprobación de US$290 millones para el Transantiago, que servirían para mitigar las pérdidas de los operadores (obligados por contrato), adquirir más buses para mejorar los servicios, realizar  más inversiones en infraestructura (paraderos especialmente), cosas que poco a poco se podían ir percibiendo a lo largo de todos estos meses.

ts-publimetro.jpg
Una de las primeras medidas de Cortázar fue aumentar la flota de buses de Transantiago. Foto: Publimetro.

Mientras tanto, el actual Ministro se vió obligado a negociar el cambio en los contratos con los distintos operadores, con el fin de flexibilizar y mejorar la malla de recorridos, permitiéndo colocar nuevos servicios. Además a través de la modificación de los contratos, Cortázar tuvo que renegociar con el Administrador Financiero del Transantiago (AFT), ante el incumpliendo de la puesta en marcha de los equipos tecnológicos que requiere el sistema. Junto con esto entró a plantear cambios en el sistema de licitación de concesión de vías, permitiendo que buses troncales ingresen a las zonas de los alimentadores y que asu vez los alimentadores ingresen en las rutas de los troncales, como por ejemplo que algunos buses alimentadores lleguen al centro de Santiago. La idea central era disminuir la cantidad de transbordos, tiempos de espera y bajar la densidad de 7 personas por metro cuadrado del sistema de subterráneos de Santiago. En la actualidad, René Cortázar ha logrado parte de ello, aumentó las flotas de los buses, puso nuevos recorridos, pero los cuales se han logrado con cambios en los contratos. 

Realizando un cuadro resumen de lo que ha sido la gestión de Cortázar y su normalización del Transantiago tenemos:

  • Flota de buses: Abril ’07: 4.600 ; Hoy: 5.800 ; Debería ser: 6.400 buses.
  • Tiempos de espera: Abril’07: 30 min; Hoy: 11 min; Debería ser: 5 minutos.
  • Evasión: Abril’07: 50 min; Hoy: 12%; Debería ser: inferior a 10%.
  • Velocidad promedio:  Abril ’07: 19Km/h; Hoy: 17 Km/h; Debería ser: 30Km/h.
  • Paraderos: Abril ’07: 3.000; Hoy: 8.200; Debería ser: 8.200 o superior.
  • Zonas pagas: Abril’07: 30; Hoy: 100; Debería ser: 250 o superior.
  • Gestión de flota: Abril’07:  sin; Hoy: provisorio, diseñado por unos operadores.
  • Cambios de recorridos: Abril’07: 9; Hoy: 27; Debería ser: 300 aproximadamente.

(Fuente. Diario El Mercurio, Diciembre 15 , 2007)

Sin dudas, los avances han sido considerables, pero también los datos expuestos reflejan que aún queda mucho por hacer.  Si los grandes avances fueron los nuevos recorridos, y nuevos buses, los puntos en contra de la gestión de Cortázar son  los millonarios déficit del sistema, la falta de medidas de fondo, y la poca solución del colapso del sistema de Metro (subtes).

Desde el 10 de febrero a diciembre de este año, Transantiago ha reportado alrededor del US$ 350 millones de pérdidas, eso incluyendo los 80 millones de dólares que salieron de los 290 millones aprobados en mayo pasado. Sólo en el mes de Noviembre Transantiago perdió US$ 30 millones  de dólares.  A estas millonarias pérdidas hay que sumarle el revés sufrido en materia de financiamiento para el 2008, dónde  el Congreso aprobó unos simbólicos 1 mil pesos.  Lo que abre distintos e inciertos escenarios como por ejemplo un aumento de tarifas o el subsidio permanente al Transantiago. Respecto al aumento de tarifas, tanto Cortázar como Bachelet  han dicho que no se tiene contemplado, al menos cuando el sistema no esté normalizado, aunque en la realidad tampoco podrían, pues impactaría negativamente en la ya malograda gestión del actual Gobierno.  A la fecha y considerando el aumento de la inflación, la tarifa normal de Transantiago debiera estar entre unos $ 405 a $500 (entre 95 centavos a 1 dólar) por viaje.

Otro punto negro es que el Metro sigue siendo considerado el eje central de Transantiago y el sistema más rápido para moverse, por ende el más preferido por los usuarios. Desde el 10 de febrero mueve  una cifra de 2 millones de pasajeros al día con una densidad entre 6 a 7 personas por metro cuadrado, lo que ha puesto al límite las operaciones del tren subterráneo de Santiago.  Hasta la fecha y pese a todos lso cambios de recorridos y disminución de los transbordos, Cortázar no ha podido disminuir la cifra de pasajeros, siendo unos de los puntos negros de su gestión.  Sin embargo en este punto hay que hacer una mención especial, pues según un informe de la Universidad de Chile el sistema y las consecuencias del Transantiago, fue planificado previamente para esos resultados, lo que ha tenido un enorme impacto en la opinion pública y en la política chilena sobre funcionarios y autoridades del anterior y actuar Gobierno, y que podríamos referirnos más adelante.

file_2007212113741.jpg
Algo que Cortázar no ha podido mejorar es el alto número de viajeros del Metro de Santiago, cuya densidad en los vagones es de 6 a 7 personas por metro cuadrado. Foto: Emol.

La falta de medidas  a largo plazo y la lentidud en las mejoras de los servicios de Transantiago, han hecho que los cambios impuestos por Cortázar no sean percibidos por la población y lo que se ratifica con la baja probación y mala imagen que el sistema posee, y que sin lugar a dudas será difícil borrar, más todavía cuando funcionarios y autoridades involucrados no han asumido – o están lejos de hacerlo como corresponde-  su responsabilidades por las consecuencias del Transantiago.  Hoy por hoy, y pese a la mala imagen del sistema, Trasantiago ha dejado de ser el factor detonante de la caída de la aprobación  (a un 38%) del actual Gobierno, ago que responde a un acostumbramiento de la gente a la mala calidad de los servicios. En este sentido quizás el actual (y señalado como uno de los responsables del fracaso del Transantiago) Subsecretario de Transportes Danilo Nuñez, tenía razón: “los chilenos se van a acostumbrar al Transantiago”, como sabiamente lo predijo en febrero pasado.

¿Hacia un nuevo Transantiago?

Una semana atrás, específicamente el viernes 14 de Diciembre, el Ministro de Cortázar presentaba su renuncia a la Presidente Bachelet por no haber cumplido con su promesa de “normalizar” el Transantiago, algo que había dejado de entrever en una entrevista a un medio local. En su decisión precisó  “que no se la pudo” con la meta de normalizar el sistema de transportes para la fecha prevista, lo que lo obligaba a poner su cargo a disposición. Sin embargo, la Presidente Bachelet no le aceptó la renuncia, ratificándolo en el cargo, encargándole una nueva misión: organizar un nuevo sistema de transportes.

Este nuevo de sistema de transportes comenzó con la semana pasada con los nuevos anuncios del Ministro Cortázar, los cuales son más largos que los actuales, siendo muy similares a los de los ex buses amarillos. Los antiguos buses recorrían promedio 60 Km, mientras que los de Transantiago sólo 36 Km.  Con la nueva modificación los recorridos de Transantiago tienen una extensión promedio de 50 Km, siendo el más largo de 58,2Km.  La idea es que  con los nuevos servicios anunciados y los que se anunciarán,  se elimine la necesidad del transbordo, la que desmostró ser un completo fracaso y que la malla de la gente se ajuste a las necesidades de la gente, y no que la gente se ajuste al sistema de transportes.  El cambio más importa es la flexibilización completa de la red de recorridos de Transantiago, donde la diferencia entre troncales y alimentadores es sólo visual, pues a partir de ahora los buses alimentadores y troncales podrán compartir rutas y servicios.

De esta forma, el cambio anunciado la semana pasada es sin duda uno de los más importantes, ya que elimina la idea original del diseño de Transantiago y por ende el plan original que tenía el ex Presidente Lagos, actualmente fuertemente cuestionado por su falta de responsabilidad asumida en el fracaso de la que iba hacer la revolución del transporte urbano.

Otro punto que está pendiente es el tema del financiamiento, dado que Transantiago todavía no cuenta con un presupuesto para afrontar el 2008 y que debe ser solucionado en el más breve plazo. En este sentido y ante la falta de financiamiento, el misnitro Cortázar pareciera esta resignado a la opción de subisidios permanentes, como único recurso para financiar Transantiago a largo plazo, medida que es apoyada por los expertos del transporte nacional. Sin embargo estas medidas obligarán a un nuevo acuerdo político entre el Gobierno y la oposición, al igual como ha ocurrido en distintas materias del ámbito nacional.

Pese a los cambios y a las diferencias con el sistema original, Transantiago no planea cambiar de nombre,  y a juicio de las actuales autoridades de transporte del actual Gobierno, el sistema terminará de normalizarse en el 2008, período que también los operadores esperan para comenzar a recibir las utilidades prometidas.  Sin embargo a juicio de ingenieros y de expertos en  transportes, Transantiago realmente sólo podrá normalizarse no antes del 2012, cuando se completen todas las obras de infraestructura que el sistema de transportes requiere.

Así, Transantiago empieza el año con un nuevo formato, aunque con la misma cara, esperando brindar un servicio adecuado a todos los usuarios, aunque en la práctica nuevamente volvemos a estar lejos de todo lo que alguna vez un ex Presidente prometió.

100_4505
Transantiago enfrenta  el 2008 con nuevos cambios, entre ellos la flexibilización de los recorridos, donde buses troncales ingresan a zonas de los alimentadores y viceversa, buscando reducir al mínimo los trasbordos. Foto: Ricardo Delpiano.

 

Anuncios

1 Response to “El Transantiago del Ministro Cortázar y lo que viene para el 2008.”


  1. 1 nato46
    diciembre 24, 2007 en 7:20 pm

    Carta Abierta al Ex-Presidente Lagos
    Enviado por Charles Vidal Severino el 21/12/2007 a las 11:22

    Señor

    Ricardo Lagos Escobar

    Ex Presidente de Chile

    Presente

    Estimado Sr. Lagos.
    Como hoy está de moda, quiero hacer mi ?mea culpa?

    Soy uno de los tantos ciudadanos que trabajó desde al anonimato para que llegará a ser presidente de Chile. Fui un empeñoso colaborador por allá a mediado de los noventa, cuando en las primarias de la Concertación la máquina DC fue más fuerte y puso a Frei en la Moneda.

    Seguí atentamente su trayectoria como Ministro de Educación y de Obras Públicas, sin sospechar al igual que muchos chilenos, los vaivenes del malogrado MOP.

    A fines de los noventa, una vez más desde mi calidad de ciudadano, trabajé convenciendo a decenas de amigos para que en la segunda vuelta pudiera vencer a Lavín. Lo logramos, y un nuevo Chile se nos acercaba, como tan bien puesto en escena se mostraba en su franja de televisión.

    Durante su período presidencial, fui en férreo defensor de sus obras, y en más de una ocasión pensé que en Chile debía existir la reelección presidencial para seguir contando con un presidente de ?clase mundial?. Es más, me la jugué por Bachelet pensando en que habíamos dejado un gran presidente que retornaría en cuatro años más.

    Sr. Lagos, aquí viene mi ?mea culpa?. Siento, como muchos otros, una gran decepción al ver su actitud frente a los temas que todo el país ya conoce, por nombrar sólo algunos, Chiledeportes, EFE, Transantiago, el viejo caso MOP-Gates, Correos de Chile (¿alguien se acuerda?), Puente Loncomilla, por nombrar sólo algunos. Don Ricardo, me equivoque con usted.

    No sabía en realidad qué me molestaba de usted frente a todos estos casos, pero algo no me dejaba tranquilo. Al repasar un video de los ?ochenta? me encontré con su famoso ?dedo acusador?. Ahí caí en la cuenta que usted no fue capaz de enfrentar los acontecimientos de igual forma como enrostró a Pinochet por sus actos deleznables. Guardó silencio y sólo la fuerza de los hechos lo ha obligado hoy a hablar. Perdone, pero no me trago lo que usted ha dicho respecto a que hay momentos para callar y otros para hablar. ¡Por favor!.

    Por todo esto Sr. Lagos, como un ciudadano más, le solicito, le imploro, le exijo, por decencia, dar un paso al lado de la actividad política nacional. Queremos tener oportunidades con nuevos liderazgos, capaces de abstraerse del encantamiento del poder (que a usted tanto le gusta y lo tiene atrapado) y volver a creer en la política, en los políticos y en que es posible dedicarse decentemente a esta noble actividad.

    Sr. Lagos, si desea, puede seguir trabajando para ¿salvar el planeta?, pero por favor, deje que los chilenos nos re-encantemos nosotros mismos con la política y no con su recurrente frase de ?cómo hacer las cosas?, ya que ese discurso nos tiene hoy prácticamente paralizados sin poder avanzar a las ¿nuevas playas?.

    Sr. Lagos, me equivoqué con usted.

    Atentamente

    Charles Vidal S.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: