19
Nov
07

En 2008 deberían renovar la mitad de los colectivos de la Ciudad

por Silvia Gómez / Clarín

La ley 24.449 es clara: dice que los colectivos deben salir de circulación cuando cumplen 10 años. Pero desde 2001 -por la crisis- la Secretaría de Transporte de la Nación extiende la prórroga de vencimiento a los micros en servicio, que ya llega a los 13 años. Si se volviera a la situación que exige la ley -lo que debe definirse el mes que viene-, cerca del 50% del parque automotor debería ser quitado de las calles, según estiman las cámaras del sector.

El envejecimiento de los colectivos preocupa porque repercute principalmente en la seguridad vial, pero también en la polución del aire, la contaminación sonora, el servicio a los pasajeros y las condiciones de trabajo de los propios choferes. El problema de la antigüedad también afecta a los taxis (ver Los taxis…) y los autos particulares siguen sin tener su Verificación Técnica Obligatoria en Capital (ver Para los autos…), con lo cual abarca a casi todo el parque automotor.

La discusión por la renovación de colectivos llega, además, en medio de la polémica por la intención de implementar el registro por puntos en Capital, al que los gremios se oponen. Una de las objeciones más fuertes es que el sistema en principio imponía sanciones a los conductores si sus vehículos tenían problemas de mantenimiento, como luces de freno o espejos retrovisores rotos, cosa que se hace más frecuente con los colectivos viejos.

La cuestión no es fácil de resolver porque los empresarios aseguran que renovar la flota es una inversión que no pueden afrontar. Es que el precio del boleto ($ 0,75 el mínimo y $ 0,80 la sección) está congelado desde diciembre de 2000, también por la crisis. Claro que las empresas re ciben un enorme subsidio anual del Estado, de alrededor de $ 1.240 millones. Comparado con otras ciudades, sólo Formosa tiene un mínimo más barato, $ 0,70. Mientras que en Santiago del Estero cuesta $ 0,75 y en Chaco $ 0,85. Aquí los empresarios aseguran que, sin subsidios, el pasaje debería costar $ 2.

“Si se cae la prórroga habría que renovar 5.000 unidades. Pero ¿cómo lo hacemos? Las automotrices no podrían dar abasto y las empresas tampoco podrían financiar semejante operación”, le explicó a Clarín Daniel Millaci, presidente de la Cámara Empresaria de Autotransporte de Pasajeros y director del Grupo Plaza. En la Ciudad operan 135 líneas con alrededor de 10.000 colectivos que además llegan a 27 partidos del conurbano. Durante 2006 trasladaron alrededor de 1.635 millones de pasajeros. Algo así como el 71% de todos los viajes en transporte público en el área metropolitana.

Las unidades cuestan entre $ 240.000 y $ 320.000 y son fabricadas por Mercedes Benz y Puma. En junio del año pasado el presidente Kirchner firmó un decreto para que Transporte avance en la confección de una línea especial de créditos para las empresas de colectivos a través del Banco Nación. Pero los empresarios aseguran que nunca se puso en práctica. De hecho el banco no los promociona y sus directivos declinaron hablar con este diario.

Mientras tanto, transición gubernamental mediante, la Secretaría se despegó del tema. Un vocero del área le dijo a Clarín: “Es una discusión que está muy lejana. Recién empezaríamos a trabajar en diciembre. Aunque en medio está el cambio de gobierno, así que quizás ni siquiera sea un tema del que tenga que ocuparse nuestra gestión”, en referencia al actual secretario, Ricardo Jaime. De todas formas, ayer en ámbitos oficiales se lo daba como ratificado en el cargo.

Con estas perspectivas la única apuesta del empresariado es que la prórroga se renueve. En 2002 la antigüedad del parque automotor tenía un promedio de 6,6 años. Pero en 2006 trepó hasta 9,75. En este sentido Millaci admite que, para ofrecer un servicio de calidad, “la antigüedad promedio debería ser de cinco años. Y deberíamos renovar el 10% del parque automotor cada año. A este ritmo recién en el 2017 conseguiríamos tener mayoría de unidades modernas”.

Estas cifras preocupan a las asociaciones de seguridad vial. “Con el envejecimiento del parque automotor aumenta el riesgo de accidentes, aún cuando se cumpla con las revisiones técnicas. Cada vez es más difícil detectar las piezas en estado crítico”, explicó Gustavo Brambati, jefe de seguridad del Centro de Experimentación y Seguridad Vial. El confort de las unidades también es un tema que los especialistas relacionan con la seguridad: “Mientras mejor sea el ambiente en el que trabaja el conductor, mejor será para la seguridad de todos. Cuántas veces nos hemos subido a colectivos con motores ruidosos o ventanas chirriantes. Para nosotros es un suplicio, pero para el conductor es peor”, ejemplifica Brambati.

Anuncios

0 Responses to “En 2008 deberían renovar la mitad de los colectivos de la Ciudad”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: