02
Nov
07

¿Hacia una normalización del Transantiago?

por Ricardo J. Delpiano

Que el Transantiago no es normal y es un completo desastre no hay duda alguna, y así lo reconocen todos los santiaguinos, la oposición y tardíamente el mismo Gobierno; de hecho la Presidente Bachelet dijo que Transantiago “era una mala palabra” en un intento – fallido- por solidarizar con el sufrimiento de día a día de las personas que deben utilizar el transporte público. En esa línea el Ministro Cortázar – que asumió en reemplazo de Sergio Espejo (ministro que puso en marcha el plan Transantiago en febrero pasado)- fue instruido para llevar la tarea de reflotar y mejorar este fallido sistema de transportes, en el llamado “proceso de normalización del Transantiago” el cual ha dicho estará completado para Diciembre de este año. De hecho la autoridad ministerial ha indicado públicamente que de no estar normalizado el Transantiago pondría en disposición el cargo, en un intento por convencer a la población de que el Gobierno está tomando y trabajando seriamente para mejorar el caótico sistema de transportes.

Sin embargo pese a que todo el Gobierno habla de normalización, en la práctica resulta tan ambiguo como la misma gestión de la actual administración, pues nadie sabe que realmente significa el término “normalización”, pues no hay claridad si se refiere a normalizar el servicio poniendo más buses, normalizar las frecuencias, ofrecer lo prometido originalmente, o que las empresas obtengan los beneficios esperados, que el sistema de Metro (Subtes) no colapse, garantizar el servicio a toda hora etc; en realidad cada uno le podría dar un significado a este término o quizás sólo sabremos el significado cuando termine el mes de diciembre y veamos los logros y podamos felicitar al Ministro o pedirle su renuncia. En la edición del domingo 28 de octubre del diario El Mercurio, varios asesores del proyecto del Transantiago dieron a conocer sus impresiones sobre este término, las cuales llegaron a nuestra misma conclusión: es un término ambiguo.

Hasta la fecha, la gestión de Cortázar se ha enfocado principalmente en dotar al sistema de mayor cantidad de buses y de ir completando la infraestructura necesaria. En ese sentido se ha ido avanzando, pues como SóloBondis ha mostrado anteriormente (véase artículo.”A siete meses del Transantiago“) y a la fecha el parque de buses ha aumentado, algo que ya se puede ver en las calles de Santiago. De hecho la semana pasada comenzaron a cruzar la frontera los primeros de los 500 nuevos buses prometidos a mediados de año y que están comenzando a entrar de poco en servicios, especialmente en las líneas troncales de Santiago. En los alimentadores también se ha podido notar que hay nuevos buses en servicio y de mayor tamaño lo que permiten mejorar en algo la alta demanda de usuarios. Por ejemplo en la línea C ya están en servicio los nuevos buses Neobus que están reemplazando a los chiquitos minibuses Marcopolo- Neobus “Agrale”

100_4505

Uno de los Neobus Mega circulando por una avenida de Las Condes, de la empresa Redbus operando como alimentador de la Zona C. Foto. Ricardo J. Delpiano

En temas de infraestructura también ha habido mejoras, se ha inaugurado la nueva estación intermodal (combinación buses-Metro) La Cisterna en la zona sur de Santiago, así como nuevos paraderos en las distintas zonas de Santiago, o las vías exclusivas en principales avenidas. Las obras avanzan lentamente, pero avanzan y es justo y necesario reconocerlo. También se está trabajando en el rediseño de la malla del Transantiago, que debiera ser lanzada próximamente con una modificación de 200 recorridos, adicionales a los que ya se han modificado y que incluyen nuevas líneas.

Respecto a las empresas, también han existido mejoras y hoy en día, un artículo del Diario Financiero indicaba que por primera vez las empresas están obteniendo beneficios, con US$ 503 millones recaudados durante los primeros nueve meses, a excepción de las administradas por Manuel Navarrete las cuales registran pérdidas, aunque hay que señalar que estos beneficios son logrados en parte a los US$ 290 millones entregados por el Gobierno en subsidio durante el primer semestre, permitiendo revertir las pérdidas. Según el Diario Financiero, el mal estado de los buses de las empresas de Manuel Navarrete y su alta tasa de fallas son las posibles causas de las pérdidas que están registrando sus operadores. El resto de las empresas operadoras del Transantiago están operando en su mayoría buses nuevos.

Pero por otro lado persisten las grandes deficiencias como por ejemplo la falta de frecuencias, la regularidad de estas y la falta de recorridos, el sistema de gestión de flota, el colapso de la red de Metro (con las consecuentes fallas), anuncios que no se cumplen o que nunca se pusieron en servicio como recorridos fantasmas en algunos sectores de Santiago, además del mal estado de un porcentaje considerable de la flota de buses. En la práctica la gente todavía está lejos de ver día a día las mejoras que se anuncian con bombo y platillo, pues sigue viajando más como ganado que como personas civilizadas, tardando casi 2 horas promedio para moverse por Santiago y soportando demoras y deficiencias en el servicio (tanto de buses como en el metro).

Imagen 063

Pese a las medidas y a las mejoras incorporadas al sistema, en la práctica los santiaguinos siguen sufriendo los mismos problemas de falta de frecuencias, irregularidad en el servicio y el colapso de la red del Metro. Foto: Ricardo Delpiano.

Distintos sectores políticos y técnicos y la misma gente, siguen demandando una solución más de raíz al Transantiago, especialmente en lo que respecta al diseño de los recorridos. Muchos consideran que con una malla igual o distinta a la de los buses amarillos (sistema anterior al Transantiago y muy similar al sistema de recorridos de Buenos Aires), gran parte de los problemas del famoso Transantiago se verían solucionados o quizás podríamos decir normalizados.

En ese sentido esperemos que la nueva red anunciada hace unas semanas por el Ministro Cortázar incluya muchas de estas demandas, para que realmente podamos acompañar a Ministro al decir hablar de “normalización”, en vez de cobrarle la palabra y pedirle la renuncia. Por su parte el Gobierno actual, debiera considerar convocar a participar e integrar a distintos sectores políticos y sociales en forma real, y no quedarse sólo en las meras palabras y lindas intenciones, como ha sido la tónica hasta el momento.

Anuncios

2 Responses to “¿Hacia una normalización del Transantiago?”


  1. noviembre 3, 2007 en 1:25 pm

    Como usuario diario del Transantiago, concuerdo con lo que has planteado en este articulo, si bien he visto mejoras en los servicios, mayor cantidad de micros en las calles e incluso auemnto de trenes en el Metro para cumplir la demanda de muchos usuarios que perdieron sus antiguos recorridos y deben recurrir a este “salvavidas” del Transantiago, aun falta mucho por hacer y cumplir, que devastador fue el 1 de Noviembre por el dia de todos los santos, cerca de un millon de personas recurrieron al Metro para poder visitar a los suyos, y este claro colapso, muchos culpan al Metro por esto, pero en realidad es culpa de la ineficiencia en como se aplico este sistema llevando a que el Metro deba pagar los platos rotos.

    Esperemos como dijiste la palabra “Normalizar” pase a verse en hechos concretos, y no como una utopia, que ya es costumbre verse en las promesas de este Gobierno obsoleto e ineficiente.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: