03
Oct
07

Buses Piratas: el transporte trucho, en Santiago

Ya anteriormente a través de este medio, se ha dado cuenta de que el transporte trucho o pirata no constituye novedad alguna, de hecho ha aumentado en el último tiempo. Sin embargo el problema pareciera no ser exclusivamente de los porteños (Véase “El transporte trucho: un símbolo de fallas”), ya que Santiago de Chile ha visto incrementado en forma notable el transporte ilegal en los últimos meses, debido al deficiente sistema de transporte urbano de Transantiago.

El sistema de transporte pirata en la capital de Chile, al igual que en muchas ciudades de Latinoamérica no constituye alguna novedad, pero desde el mes de febrero pasado, luego de la puesta en marcha Transantiago, se ha convertido en una alternativa para desplazarse por algunas partes de la ciudad, especialmente en horas punta.

file_200722216357.jpg
Las horas punta en Santiago. Caos + Incomodidad + Hartazgo = Transporte pirata. Foto: El Mercurio.

De acuerdo a lo denunciado por el noticiero Teletrece (Canal 13 UCTV), las causas de esta proliferación del transporte ilegal radican en las deficiencias del Transantiago, relacionadas con la escasez de buses, la falta de regularidad del servicio debido a que las frecuencias y horarios no se cumplen, y el colapso del sistema (debido a que los buses pasan totalmente llenos), han hecho que los pasajeros estén prefiriendo y optando abiertamente por el sistema de transporte ilegal para poder llegar a sus lugares de trabajo o estudio a tiempo. A esto se suma la inseguridad a bordo de los buses y en la red de metro, ya que los delincuentes se aprovechan de las aglomeraciones para hacer de las suyas. Entre los principales delitos que son víctimas de pasajeros están el robo de carterista y los manoseos que son víctimas las mujeres.

Estas situaciones que día a día se repiten en el transporte urbano santiaguino y que hasta la fecha, pese a todos los anuncios y promesas (incumplidas) del Gobierno, no poseen solución, han llevado a la gente a preferir el transporte ilegal en los llamados buses piratas.

file_2007222163348.jpg
El contínuo colapso del sistema, favorece la proliferación de estas “empresas” de transporte. Foto: El Mercurio

Aprovechándose del caos reinante todos los días en Santiago desde la implementación del Transantiago, han surgido una variedad de empresas informales e ilegales que se dedican ofrecer transporte regular en distintos lugares de Santiago, y que en la actualidad funciona en forma totalmente paralela a la red de buses y de metro, a la vista de usuarios y autoridades. Lo curioso es que el nivel que han alcanzado “los buses piratas” es tal, que algunos funcionan con una organización notablemente mayor a las empresas de buses de Transantiago, lo que hace que el pasajero prefiera aún más este medio.

¿Cómo funciona?

De acuerdo a lo mostrado en televisión, el transporte ilegal de pasajeros de Santiago, funciona en rutas específicas de la ciudad y que poseen una altísima demanda. Cada “empresa” funciona con una flotilla de camionetas para 15 personas (las denominadas Van), la cuales circulan con recorridos claramente definidos durante las horas punta de mañana y tarde e incluso algunos funcionan durante todo el día. Entre las principales rutas donde opera el transporte urbano están:

Estación Metro Escuela Militar (Las Condes) – La Pirámide (Vitacura)

Estación Metro Escuela Militar (Las Condes) – Ciudad Empresarial (Huechuraba)

Estación Metro Puente Cal y Canto (Santiago Centro) – Quilicura.

Estación Metro San Pablo (Lo Prado) – ENEA (Complejo Aeroportuario, Pudahuel)

Estación Metro Santa Rosa (La Granja) -Av. Gabriela (La Pintana)

Estación Metro Santa Rosa (La Granja) -Pob. El Castillo (La Pintana)

Las camionetas y minibuses poseen una frecuencia de 10 minutos, reguladas por una persona en cada punto terminal, la cual a través de una radio, mantiene comunicación con cada chofer, permitiéndole saber la ubicación de cada vehículo y su estimada de llegada a destino. Esta organización permite mantener y controlar la regularidad del servicio de una forma muy superior al del sistema de buses.

Cada servicio posee una tarifa única de 350 pesos por tramo, valor bastante inferior al precio del Transantiago (el cual posee un costo de 380 pesos en hora normal y 420 pesos más 40 pesos adicionales por trasbordo en hora punta). Esto permite a las empresas piratas recaudar alrededor de 1 millón de pesos diarios y hasta 20 millones al mes, ganancias que cualquier operador del Transantiago desearía estar obteniendo. Es decir, mientras las empresas operadoras del Transantiago registran pérdidas de millones de dólares a la fecha, las empresas ilegales obtienen ganancias, las cuales parecieran ir en aumento gracias a la preferencia de los usuarios. La multa en la actualidad por realizar servicio de transporte pirata en Chile es de unos 300 mil pesos, pero con una cifra tan baja en comparación a las ganancias que se obtienen, el negocio sigue siendo atractivo pues se obtienen al menos de 700 mil pesos de ganancia al día, lo que hace que en la actualidad no exista una medida eficaz de disuasión para este sistema ilegal de transporte.

Sin respuesta

Las empresas operadoras del Transantiago, están conscientes del problema e incluso a veces hasta lo justifican dado a la falta de servicios para cubrir la demanda, y demandan una mayor fiscalización por parte del Ministerio de Transportes y de Carabineros, aunque esta última institución casi no da abasto para poder fiscalizar, dado a las nuevas funciones que tienen desde la implementación del plan (ordenar a las personas en los paraderos y velar por la seguridad en buses y metro).

En el Ministerio de Transportes también dicen conocer la situación, y sólo hacen un llamado a la gente a que no utilicen los buses piratas, debido a que se exponen – innecesariamente- a un riesgo de accidente, pues los vehículos van a velocidades más altas de lo reglamentado y no siempre están en buen estado, además los pasajeros no están cubiertos por el seguro correspondiente. El Ministro de Transportes, René Córtazar precisó ante las consultas de Canal 13, cree que este sistema ilegal desaparecerá por sí sólo en diciembre próximo, cuando el Transantiago esté normalizado.

Sin embargo los santiaguinos no comparten el optimismo del Ministro y del Gobierno, y ante la escasa respuesta y solución al sistema Transantiago, mantienen su preferencia por este sistema de transporte, a pesar que cada pasajero que lo utiliza está consciente a lo que se expone. De hecho muchos declaran que viajando en los buses piratas se sienten mucho mejor que en el sistema de Transantiago, pues viajan a horario, en forma segura, ya que dicen ser que no son víctimas de robos o manoseos, en forma rápida y cómoda pues todos van sentados, algo que no se puede hacer en los buses. De hecho nadie tiene temor en declarar públicamente que seguirá prefiriendo el transporte pirata mientras el actual sistema de transporte urbano no ofrezca el servicio que tanto prometieron a los santiaguinos.

La situación expuesta constituye otro ejemplo de la realidad producida por el deficiente sistema de transporte urbano de Santiago, totalmente alejado de las promesas y anuncios. Hoy en día resulta lamentable ver en un país serio como un sistema pirata funciona mucho mejor que el transporte urbano autorizado.

Cambia el modo de viajar, cambia todo cambia…cambia Santiago cambia. Súbete al Transantiago, esto recién comienza!

Si esto recién comienza, ¿cómo terminará?…

Anuncios

0 Responses to “Buses Piratas: el transporte trucho, en Santiago”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: